Circo Bullrich y Tribuna Show

0

La Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, brindó hace pocos días detalles sobre el programa Tribuna Segura y prometió “terminar con las barras” y “los cuidacoches” en una más de sus intervenciones, esta vez para proponer una medida que acabe con la violencia en el fútbol. Asimismo, declaró que: “El presidente nos dijo que en el fútbol hay que ir despacio y los pasos deben ser concretos”. La medida que se presenta como “revolucionaria” consiste en la obligación de concurrir con dni a los estadios de fútbol y que éstos sean escaneados a fin de determinar si el portador puede, o no, ingresar a ver el partido.

Pero existe una realidad que la Ministra pretende ocultar: durante toda la gestión de Mauricio Macri al frente de Boca, y cuando la responsabilidad sobre las barras bravas y la seguridad en el fútbol recaía sobre los clubes, no llevó a cabo ningún protocolo ni procedimiento que mejore las condiciones o demuestre al menos una intención de terminar con esta situación. Ni siquiera Bullrich expone la verdadera realidad de la violencia organizada en el fútbol, su conexión con terminales políticas y su utilización de los primeros por estos últimos como grupo de choque o seguridad personal.

Es bien sabido además, que la remoción de las cúpulas, o en este caso la prohibición del ingreso, no disuelve la matriz delictiva, sino que existe una maquinaria que sobrevive a los descabezamientos y está por encima de los individuos que “detentan” el poder, barajando y dando nuevamente.

Es por eso que la solución que plantean desde el Ministerio de Seguridad dista mucho de ser efectiva y sostenible en el tiempo. ¿Cuánto va pasar hasta que, los jefes de las barras protesten ante sus terminales políticas y el programa “Tribuna Segura” termine siendo sólo una cuestión burocrática más para las personas que no están involucradas en el negocio del fútbol y que intentan concurrir a los estadios a ver un partido?

Es una discusión que está lejos de ser saldada, pero quizás sería prudente preguntarse si esta medida pretende acabar con la violencia, los negocios y la vinculación política del fútbol, o si sólo viene a ser una más de las políticas inocuas que mucho se parecen a cortinas de humo.

Share.